La gastronomía es una parte fundamental de la cultura de cada ciudad o región. Los mejores sitios donde comer en Salamanca son un punto representativo de las costumbres de la ciudad y por eso debemos esmerarnos en escoger el lugar adecuado y los platos más representativos de la zona. De esta forma, siempre llevaremos con nosotros un pedazo de la ciudad helmántica.

Los mejores restaurantes de Salamanca y los platos típicos

A la hora de buscar los mejores sitios donde comer en Salamanca, podemos guiarnos por el boca a boca o buscar en alguna guía cuáles son los locales de moda o que mejor fama tienen. Pero, más importante que el lugar es lo que vamos a comer. Por eso queremos centrarnos en algunos de los platos más típicos de la ciudad, ya que saborearlos nos proporcionará una experiencia única y un recuerdo imborrable.

La chanfaina

La chanfaina es uno de los platos más conocidos de la gastronomía salmantina. Aunque es habitual en otras zonas de España, en la capital charra alcanza una popularidad exagerada, siendo muy típico degustarla como aperitivo. Está elaborada a base de arroz y carne de cordero, acompañados de sangre de cordero, guindillas, laurel o ajo. Además, la chanfaina de Salamanca suele distinguirse porque se usa comino en su elaboración, algo no habitual en otros puntos de la geografía española. Sin duda es un plato que nos hará disfrutar de lo lindo.

El hornazo salmantino

Otra de las joyas de la corona que aparecerá mientras buscamos donde comer en la capital charra. Se trata de una especie de empanada muy tradicional en la zona. La masa está elaborada con harina, aceite y huevos, y cuenta con un exquisito relleno de carne a base de chorizo, jamón serrano, lomo de cerdo y huevos. Aunque podemos consumirlo durante todo el año, es típico hacerlo el Lunes de Aguas, que es el lunes siguiente al de Pascua.

Jamón de Guijuelo

​Guijuelo es un ayuntamiento de la provincia de Salamanca, muy conocido por sus embutidos ibéricos, que cuentan con un gran prestigio a nivel nacional e internacional. Especialmente famoso es su jamón, que se vuelve indispensable si queremos conocer lo mejor de la gastronomía salmantina.

Patatas revolconas

​Uno de los platos más famosos de la cocina de Salamanca. También son conocidas como “patatas meneás” por la forma en que se preparan, ya que acaban siendo casi un puré de patata después de ser sometidas a los “meneos” del cocinero. Aliñadas con aceite, pimentón, sal y laurel, también podremos degustarlas acompañadas de panceta o cortezas de cerdo.

Bollo maimón

Para finalizar, nada mejor que hacerlo con un postre. El bollo maimón es un dulce típico salmantino que podemos encontrar en cualquier lugar donde comer en Salamanca. Maicena, huevos, azúcar y limón dan forma a este delicioso bocado.

Sigue nuestro enlance con los mejores restaurantes de Salamanca y los platos típicos